Como cada dos viernes, vuelven los gadgets de Dagarin. Y esta vez toca hablar de la polémica que se ha montado con un programita muy conocido por todos, el WhatsApp. Como ya sabréis, se ha “destapado” hace unos días la forma en que los señores de WhatsApp van a ganar dinero con el programa. No nos engañemos: por amor al arte no trabaja nadie. Montar la infraestructura de servidores que requiere un programa como ese no es barata y a más usuarios, más servidores que montar. Y está claro que todos queremos que WhatsApp funcione, que bien que se lía el día que WhatsApp deja de funcionar un rato y parece el fin del mundo.

Eso de mandar un mensaje y que no llegue a su destinatario no nos gusta a nadie. Los más nuevos del lugar igual no lo han vivido mucho, que últimamente funciona bastante bien, pero los que llevamos un tiempo sí que hemos pasado muchas calamidades, caídas totales del servicio, mensajes que se pierden, etc, etc.

WhatsApp se ha convertido posiblemente en el programa estrella de cualquier Smartphone. ¿El secreto de su éxito? Supongo que su simpleza y su estandarización. Es de las primeras cosas que todo el mundo me dice que le instale cuando me deja su nuevo móvil para que le meta cositas: “Méteme(con perdón) el programa ese de los mensajes gratis.” Todo el mundo lo conoce. No necesita crear usuario, ni correo, ni cuenta… nada. Sólo bajarlo, poner el número del móvil y verificar con el código que te mandan. No puede ser más sencillo.

Y funciona en todos los sistemas: Blackberry, iOS, WP, Android…, permite chat en grupo, enviar fotos, videos, grupos para charlar… Sólo le falta la llamada, pero dudo que la incorporen. Todo a coste cero, claro. Creo que no hace falta que os cuente mucho más de sobre el WhatsApp, dudo que no lo conozcais. Los mensajes gratis. Eso es, al final, con lo que todo el mundo se queda. Y el programa era gratis para todos menos para los usuarios de iPhone que teníamos que pagar algo menos de 1 euros por él(cuantas tortas me han dado por eso, de verdad, que mala es la gente)… hasta ahora.

Resulta que a partir de ahora hay los usuarios de los sistemas que no pagaron por la descarga del programa van a tener que abonar una “suscripción” anual para poder usarlo. Y atención que el precio ANUAL del servicio es de la friolera de ¡¡¡0,89 €!!! ¡¡¡Si, 89 centimazos al año!!! Os podéis imaginar el revuelo que se ha organizado. Creo que se estaba comentando hacer una acampada en la puerta del Sol.

Ya en serio, la cuota es esa y la gente realmente se ha escandalizado y, llamadme raro, no lo entiendo. A mi me parece un precio ridículo por usuario para un servicio que amortizas a poco que mandes 6 mensajes a través de WhatsApp. Yo no tengo que pagar, ya pagué en su día por el programa.. El modelo en iPhone era pagar por la aplicación y tener el servicio gratis de por vida (ahora debería ser yo el que me riera de los demás pero soy buena persona y no lo haré). Pero si tuviera que pagar es que ni me lo planteaba. Vale menos que un café y es algo que usaré mucho. Y eso que no soy demasiado fan del programa y los grupos, bien lo saben los que me conocen.

Lo cierto es que están generando mucha confusión al respecto porque parece que han “reculado” y vuelven a renovar automáticamente la licencia por un año a algunos usuarios sin que paguen (Fuente: 20minutos), aunque la versión oficial sigue siendo que no, que los usuarios de Android tendrán que pasar por caja anualmente (fuente: 20minutos también, 24 horas más tarde). Como suele decirse, a río revuelto, ganancia de pescadores, así que aprovechando el tremendo descontento generado por el abuso de los señores de WhatsApp y esta incertidumbre, la gente anda buscando alternativas como locos donde no tengan que pagar ni eso. Y haberlas, haylas, como las meigas. Y si se analiza un poco, las hay incluso mejores. Creo que no está de más hacer un repaso a algunas por si, aprovechando la coyuntura, queréis darle una oportunidad a sus rivales.

LINE

Sin duda es el más firme candidato al trono de WhatsApp. Además acaba de lanzar campaña en televisión (podéis ver uno de los spots pinchando aquí: http://youtu.be/3E6_aGbthjE) Tiene prácticamente todo lo que tiene WhatsApp pero además incluye llamadas y esos graciosos “Stickers” que veis en el anuncio y que son “monísimos de la muerte”. Promete además ser siempre gratuito, para lo cual se apoya en la publicidad y en tener una tienda donde puedes comprar juegos de la empresa y más “Stickers” de esos tan monos. Sin duda pinta bien como alternativa porque está también para todas las plataformas y además se puede usar en ordenadores de sobremesa (tanto PC como MAC), para lo cual tienes que registrar un correo electrónico además del número de teléfono. Mi opinión: es LA alternativa. Tiene una gran base de usuarios, no es un recién llegado y además admite llamadas. Lo que puede acabar resultando un poco pesado es tanto dibujito mono, pero al principio es gracioso y el programa funciona bien.

SKYPE

Es curioso que un programa que tiene tantísimos usuarios a nivel global en el mundo de los ordenadores y que permite el chat como WhatsApp no haya sabido posicionarse en los móviles. Quizás ahora que Messenger ha desaparecido y sus usuarios (los que quedaran) están ahí puede que se relance un poco. Permite también llamadas, chat, compartir archivos, funciona en ordenadores… y todo esto desde hace años. Es el standard en los ordenadores. Quizás merezca la pena darle una segunda oportunidad en vuestros móviles.

FACEBOOK MESSENGER

Tengo fobia por esta red social, cada día más, pero es también un standard. Casi todo el mundo tiene cuenta de Facebook, la utilice más o menos, y hace no mucho han convertido su servicio de mensajería para móviles en un programa aparte. Ya no hay que entrar en la aplicación de Facebook para “mensajear”, hay una aplicación para eso. Si vuestros amigos tienen Facebook y soléis charlar con ellos por el ordenador, puede ser una buena alternativa. El programa sigue en pañales y lo poco que lo he probado me ha dado más de un error y se me ha cerrado, pero ahí esta como posible alternativa.

SPOTBROS

No es un programa de mensajería exactamente. Es una nueva idea que combina red social tipo FourSquare y Twitter con la mensajería. La idea promete y se está extendiendo rápidamente. Igual es una buena opción para probar. No creo que sea el sustituto “natural” de WhatsApp pero ofrece un plus que puede resultar interesante y ya que hay que cambiar, vamos a intentar cambiar a algo mejor.

Y estos son sólo los 4 primeros que se me han venido a la cabeza. WeeChat, Tango, Viber… o las propias de cada compañía, como el Google Talk, iMessage o Blackberry Messenger. Opciones hay muchas, pero hay que empezar a ponerse de acuerdo con los amigos para ver cual empezar a usar. Que si Line, que si Skype, que si unos en un lado y otros en otro… Para mi, un lío y un quebradero de cabeza.

¿Merece la pena por no pagar menos de lo que vale un café por un año de servicio? Cada cual que valore pero mi opinión, totalmente personal, es que prefiero seguir como estoy aunque me tuviera que gastar esos 89 céntimos al año.

¡¡Hasta dentro de 15 días, #CDE!!

Daniel García.

www.dagarin.com.